Recomendado por el Ministerio de Sanidad

logo Ministerio de sanidad

Tipos de drogas y adicciones

Cómo saber si una persona consume drogas

Con independencia de cuál sea la sustancia (legal o ilegal) que se esté consumiendo, sí hay una serie de síntomas comunes a todas ellas y perceptibles a primera vista que nos van a dar la voz de alarma:

Efectos de las drogas

Debemos distinguir entre los efectos a corto plazo y a largo plazo.

A corto plazo

Cuando pensamos en efectos a corto plazo nos vienen a la cabeza los recreativos, es decir, los que busca quien consume drogas: euforia o relajación, desinhibición, aumento del deseo sexual o de la atención, reducción del cansancio…

Pero a corto plazo ya pueden aparecer efectos adversos, que van desde las convulsiones (movimientos musculares incontrolables) hasta la temida sobredosis, pasando por los trastornos paranoides, relaciones sexuales de riesgo, taquicardias…

A largo plazo

En el largo plazo, el efecto más evidente es el de la propia adicción, esto es, el no poder prescindir de su consumo. Aparejados a ella, pueden aparecer estos otros:

  • Disminución de la libido.
  • Cambios bruscos de carácter, que vuelven habitualmente violento al consumidor.
  • Desajustes neuroquímicos que afectan a los procesos cognitivos y de la memoria, principalmente. Es decir, le cuesta recordar, procesar información…
  • Problemas en las relaciones familiares y sociales.
  • Dolencias cardiovasculares.
  • Debilitamiento del sistema inmune, que conlleva enfermedades infecciosas.
  • Problemas respiratorios.

Prueba de consumo de drogas

Hay test farmacéuticos para detectar el consumo de drogas. Su funcionamiento es muy sencillo: se trata de recoger algún fluido del interesado (saliva, orina, sudor…) y mojar con él una tira reactiva, como los test de embarazo o los de antígenos del COVID. Pasados unos minutos, la tira reaccionará positiva o negativamente a ciertas sustancias.

Están los que detectan una sola sustancia y también los multidroga, con los que se puede comprobar si se ha consumido éxtasis, cocaína, marihuana, barbitúricos, metanfetamina, morfina, etcétera.

¿Cuáles son las drogas más peligrosas y adictivas?

Hablar de una droga más peligrosa que otra podría hacer pensar que hay drogas suaves. Aquella subdivisión de drogas blandas y duras pasó a la historia, entre otras cosas, porque todas entrañan riesgos muy graves para la salud.

Sin embargo, sí podemos hablar de drogas más dañinas por su capacidad de crear adicción. En este sentido, el alcohol, la heroína, la cocaína y su derivado, el crack, se encuentran entre las más adictivas.

Tipos de drogas y sus efectos

Alcohol

Depresor del sistema nervioso central. Disminuye la atención y la coordinación. Entre sus efectos más dañinos están los trastornos digestivos, los daños cardiovasculares y el síndrome de abstinencia que, llevado al extremo, produce el delírium tremens. Consumido durante el embarazo puede producir daños irreversibles al feto.

Cannabinoides

(marihuana, hachís). Tras la euforia o relajación iniciales, causa ataques de ansiedad y de pánico, paranoias, somnolencia, agitación e irritación, taquicardias, pupilas dilatadas, cambios en la percepción del espacio y del tiempo…

Anfetaminas

(speed). Esta sustancia estimulante puede provocar hiperactividad, disminución de la sensación de cansancio o agresividad. En los casos más graves, psicosis, delirios, alucinaciones… En el plano puramente físico se pueden dar arritmias o infartos y también hemorragias cerebrales. Es altamente adictiva.

Cocaína

Es una droga estimulante y genera una rápida adicción. Entre sus efectos adversos están, principalmente, ansiedad, paranoias y trastornos cardiovasculares (infarto, hemorragia cerebral).

Heroína

Se trata de una droga depresora (provoca relajación). Produce alteraciones de tipo cardiovascular, en la sangre, en la menstruación y en el sistema nervioso. En el plano psíquico, trastornos de atención y de memoria. Es también altamente adictiva y su consumo intravenoso conlleva otras enfermedades infecciosas graves que incluyen el sida.

Metanfetaminas

Cuando sus efectos buscados desaparecen, quienes las consumen se sienten irritables y deprimidos. Su peligro más grave es la neurotoxicidad, es decir, la destrucción irreversible de neuronas, en este caso las que generan serotonina. Hay estudios médicos que relacionan su consumo con el párkinson. También aparecen episodios de psicosis paranoide, infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares, daños hepáticos…

LSD

Esta droga alucinógena afecta de manera grave a la salud mental con episodios de paranoia, ansiedad, periodos de reviviscencia (sufrir efectos tiempo después de la última vez que se consumió), pérdida del control emocional, ataques de pánico y daños mentales crónicos.

Cuáles son las drogas más consumidas en España

Según el último informe de la encuesta EDADES 2022, el alcohol es la droga más consumida (76,4%). Le siguen de lejos el tabaco (39%), los hipnosedantes como las benzodiacepinas (13,1%), el cannabis (10,6%) y la cocaína (2,4%).

Dónde acudir si mi hijo consume drogas

Lo más importante es ayudarlo para que reconozca el problema. Una vez logrado este paso, es probable que intente convencernos de que lo va a dejar solo, sin ayuda de nadie. Pero luchar contra una adicción sin un equipo terapéutico detrás es el camino más corto hacia la recaída. Por tanto, cuando tengamos el reconocimiento de la persona que sufre la adicción, es ideal acudir sin dudarlo a una clínica en la que se inicie el proceso de rehabilitación. Este proceso suele tener más éxito en centros privados que públicos debido al despliegue de medios que se puede hacer en ellos. Primero se ataca la desintoxicación física y luego llega la rehabilitación psicológica, que es primordial. En ella es donde se le dan a la persona los recursos y herramientas para no recaer.

¿Necesitas ayuda con un familiar adicto?
Rellena este formulario y te llamamos o puedes llamarnos tú al 900 67 00 44 y te informamos.
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.