Recomendado por el Ministerio de Sanidad

logo Ministerio de sanidad

Cómo decirle a un ser querido que necesita tratamiento

Hablar con un ser querido sobre una adicción, y la necesidad de pedir ayuda, es una tarea desafiante, pero también un acto de compasión tanto para con esa persona como para con el resto de la familia. Tener una adicción en casa es doloroso y desesperanzador, pero iniciar un proceso de cambio tampoco se presenta como una tarea fácil; esto suele contribuir a la cronificación de las adicciones. Abrir una conversación al respecto es un paso crucial para conducir a un adicto a la desintoxicación y la rehabilitación, y estos son algunos consejos para hacerlo:

Elige el momento y el lugar más propicios

Para abordar el tema, es recomendable encontrarse en un lugar privado, seguro y tranquilo. Para que la conversación sea eficaz, es crucial que en ese momento el adicto no se encuentre bajo la influencia de ningún tipo de sustancias y tampoco esté atravesando ningún tipo de crisis (de abstinencia, emocional, etc.). Lo ideal es que todos los interlocutores se encuentren relajados no haya distracciones que puedan entorpecer el diálogo.

Muestra empatía

Antes de iniciar la conversación, es necesario intentar dejar de lado todas las heridas que la situación pueda habernos causado para poder abordar el tema con comprensión y sin juicios. Como familia, debemos reconocer y verbalizar los retos y dificultades que enfrenta nuestro ser querido, y ofrecerle nuestro amor y apoyo incondicional.

Evita los ataques

Utiliza el yo en lugar del tú para plantear tus preocupaciones y proponer soluciones; esto evitará que tu ser querido se sienta atacado. Por ejemplo, en lugar de afirmar «Tienes un problema y necesitas buscar ayuda», podrías decir «Me preocupa tu bienestar y me gustaría que consideraras la posibilidad de buscar ayuda».

Habla con honestidad

En situaciones como esta, la honestidad y la empatía pueden ser difíciles de conjugar, pero es posible. Exprésate de manera clara evita los discursos vagos para contarle a tu ser querido de manera respetuosa cómo te sientes. Cita ejemplos concretos de situaciones que ponen en peligro su bienestar y afectan a toda la familia. Recuerda que es muy importante hacerlo de la manera más objetiva posible, sin juzgar o acusar.

Practica la escucha activa

Durante la conversación, escucha activamente a tu ser querido para crear una conexión auténtica. Anímalo a expresar sus sentimientos y preocupaciones; haz preguntas abiertas que lo motiven a compartir sus pensamientos y emociones.

Ofrece soluciones

Esta debe ser una conversación constructiva; si bien el punto de partida es el problema, el punto de llegada debería ser una solución. Manifiesta de forma explícita la voluntad de la familia de acompañar el proceso de recuperación y apoyarlo de todas las formas posibles. Ofrécele a tu ser querido la posibilidad de una consulta con un especialista, dejando claro que eso no implica ninguna obligación.

Pese a toda la voluntad y las buenas intenciones que el adicto y su familia puedan tener, la intervención profesional es la manera más segura y menos traumática de lograr una recuperación efectiva. Sin embargo, en torno a esto existe aún mucho tabú, que puede generar miedos y preocupaciones en el adicto, por lo que es importante estar preparado para abordar esos miedos y responder las preguntas que puedan surgir. Es fundamental que este ofrecimiento no se sienta jamás como una imposición; es el adicto quien debe dar el primer paso hacia un tratamiento.

Establece límites

Si tu ser querido no está listo para buscar ayuda en este momento, reitera tu apoyo incondicional y tu voluntad de ayudar. Sin embargo, aprovecha la ocasión para subrayar comportamientos que estén afectando particularmente el clima de la familia y que resultan intolerables. Finalmente, pídele que considere tu ofrecimiento de buscar ayuda, y plantea fechas concretas para volver a hablar del tema.

No todos los intentos de establecer una conversación son exitosos; sin embargo, cada uno de ellos contribuye a plantar la semilla de la concordia y a encaminar a tu ser querido por la vía de la recuperación. Aunque una conversación que no se concluye en el inicio de un tratamiento puede ser frustrante y emocionalmente difícil de gestionar, mantener la esperanza es fundamental. Si tu ser querido aún no está preparado para iniciar un tratamiento y sientes que has extraviado la vía para intentar ayudarlo, puedes solicitar ayuda profesional para abordar la situación de la mejor manera y conseguir que esa persona que tanto te importa acepte empezar a sanar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos más leídos:

¿Necesitas ayuda con un familiar adicto?
Rellena este formulario y te llamamos o puedes llamarnos tú al 900 67 00 44 y te informamos.
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.